Sobre la palabra «Gestalt»

La primera vez que escuché la palabra «Gestalt» estaba de acampada con mi amigo Dani. Hacía un frío que pelaba, así que nos pasamos la tarde encerrados en la tienda  bebiendo, fumando y contándonos historias. En una de estas, llegamos al tutor de su proyecto, Ingar Roggen, un tipo genial en todos los sentidos que estudiaba algo llamado «La Gestalt».  Recuerdo la fascinación con la que me contaba aquello, y que yo realmente yo no comprendí prácticamente nada. Pero sí me quedé con la impresión de que «La Gestalt»  era una forma radicalmente distinta de entender el mundo, algo diferente y genial que me dejó con una curiosidad bestial. Entonces yo no tenía ninguna intención de estudiar psicología ni hacerme psicoterapeuta, y mucho menos terapeuta gestalt. Tomé esa decisión bastantes años más tarde, pero estoy convencido de que lo mágico de aquella conversación tuvo algo que ver.

La idea de la Gestalt como una forma de pensar alternativa, refrescante y muy muy atractiva se confirmó totalmente. Y es algo que me sigue fascinando hoy en día. En el siguiente post de Azulcasirojo intento explicar el significado de esta palabra y su influencia en la terapia gestalt.

¿Qué #@#!! significa Gestalt?

 

Terapia gestalt, principios gestálticos.

La Terapia Gestalt es un tipo de psicoterapia practicada en todo el mundo desde principios de los años 50. Forma parte de las llamadas psicoterapias humanistas, que ponen el énfasis en el desarrollo del potencial humano y suponen una alternativa al Psicoanálisis clásico y a las terapias conductistas.

Su origen está en el Psicoanálisis, pero se trata de un enfoque que, sin renunciar a comprender la infancia o el pasado del paciente, centra su interés en el presente. El punto de partida está en «cómo» funciona el paciente en el mundo, más que en analizar el «porqué». La segunda gran diferencia con el Psicoanálisis clásico consiste en que frente a la rigidez teórica y metodológica de este, la Terapia Gestalt valora y fomenta la flexibilidad y la creatividad.

Por último, en lugar de pretender un análisis sistemático descomponiendo los problemas en sus elementos más simples como ocurre en las terapias cognitivo-conductuales, la Terapia Gestalt propone un punto de vista global de la persona. Se busca una mejor integración entre cuerpo y mente, emoción y pensamiento, pasado y presente, etc.

Existen distintas corrientes dentro de la Terapia Gestalt, cada una con su punto de vista teórico y práctico, sin embargo todas comparten una serie de principios y objetivos que pueden resumirse como sigue.

Entender al paciente como una persona que busca un cambio, no como un enfermo a curar.

Entender la terapia como un crecimiento, no como una reparación.

Liberarse la vergüenza que nos paraliza.

Incrementar la consciencia global,

no solo la reflexiva. También la emocional y la corporal.

Fomentar la “presencia” del paciente. Pensar, sentir y actuar “aquí y ahora”

Solo tenemos acceso al mundo en el presente y por lo tanto el cambio solo es posible en él.

Favorecer la autorregulación.

Confiar en nuestra tendencia natural hacia lo saludable.

Son el miedo y el control excesivo los que nos alejan de ese estado.

Dejar que emerjan nuestras verdaderas necesidades a traves de la espontaneidad.

Aceptar la responsabilidad individual.

Recuperar la noción de que somos los actores de nuestra propia vida,

que tenemos la potencia, y el poder para el cambio.

Aumentar la capacidad de elección del paciente. Ser más libres.

Potenciar la creatividad y la flexibilidad en nuestro entorno.

En definitiva, pasar del aislamiento o la dependencia a los vínculos nutritivos y la autonomía.

¿Qué es la psicoterapia?

Si estás pensando en buscar ayuda psicológica o simplemente sientes curiosidad, es posible  que te hagas algunas preguntas básicas como las que planteo aquí.

¿Qué es la psicoterapia?¿En qué consiste?¿Qué problemas puede tratar?¿Es eficaz?¿Cuánto dura?¿Cuál es la diferencia entre un psiquiatra y un psicólogo?

Seguramente estas no serán las únicas o tendrás otras distintas, por lo que te invito a que las plantees ya sea por teléfono, por e-mail, o en una primera sesión informativa.

 

¿Qué es la psicoterapia?

Literalmente psico-terapia significa tratamiento de la psique, que es la palabra griega para hablar de la mente, y el alma, es decir lo que nos mueve. Nuestros pensamientos, nuestros deseos y nuestros sentimientos.

Existen muchos tipos de psicoterapia muy diferentes entre sí, por eso  es muy difícil dar una definición que los incluya a todos. Algunos trabajan la conducta, otros el cuerpo, casi todos los pensamientos y los sentimientos, aunque en general, se puede decir que toda psicoterapia intenta ayudar al paciente a cambiar algo en su vida. Puede ser un problema específico, como superar una fobia o vivir un duelo, o ser algo menos concreto, como por ejemplo querer cambiar las partes de nuestra vida o de nosotros mismos que no nos gustan o nos hacen sufrir.

 

¿En qué consiste?

La mayoría de psicoterapias consisten en una serie de sesiones, en las que se mantiene una conversación con el paciente. La Terapia Gestalt, el enfoque que yo practico, sigue este mismo esquema, aunque no se limita a lo verbal, y puede trabajar también con cualquier forma de expresión, como el movimiento, el dibujo, etc. El objetivo es conocer al paciente, y a la vez aumentar su nivel de consciencia de sí mismo y de su entorno. Parte del trabajo está en la forma de escuchar, y en las intervenciones pero sobretodo en la relación terapeuta-paciente. El apoyo y la confidencialidad pueden tener un efecto muy potente. Parece algo simple, pero la comunicación es una herramienta que puede conectarnos con lo más profundo de nosotros mismos.

Una de las primeras cosas que se experimenta en terapia es que es muy diferente pensar algo estando sólo, o decírselo a alguien. Además, las mismas palabras, dichas  a personas diferentes pueden provocarnos efectos muy distintos. Muchas veces al poner las ideas en palabras nos damos cuenta de cosas, o descubrimos emociones ocultas. Ese darse cuenta, si al hacerlo se integra lo que pensamos y lo que sentimos, puede llegar a ser por si solo algo curativo. Cuando pasa esto,  algo se desbloquea, y podemos avanzar, cambiar.

 

¿Qué problemas puede tratar?

Cada enfoque de psicoterapia tiene su propia forma de entender lo que es saludable o patológico, y cuales son los mecanismos que llevan a manifestar unos síntomas o a superarlos. Los diagnósticos tradicionales, esquizofrenia, depresión, trastornos de ansiedad, de alimentación, abuso de sustancias, trastornos sexuales, etc.  son simplemente una descripción de qué es lo que está viviendo el paciente, sin entrar en las causas o en las posibles soluciones. Son etiquetas que pueden ser útiles para comunicarse, pero si se entienden como algo externo, impuesto y en lo que el paciente tiene poco o nada que hacer, puede convertirse en una losa que mantenga el problema.

La Terapia Gestalt, no considera al paciente como un enfermo, sino como una persona implicada en un proceso de aprendizaje. Este enfoque, más allá de los síntomas, se ocupa sobretodo de la relación entre la persona y su entorno.  Esta relación,  no tiene porqué tener un diagnóstico de enfermedad mental para hacernos sufrir, ni tampoco para beneficiarse de la psicoterapia. Así, la terapia se entiende como un proceso de crecimiento que puede solucionar o aliviar no solo los trastornos clásicos, sino problemas de todo tipo en nuestra forma de funcionar en el mundo que nos hacen sufrir o nos dejan insatisfechos.

Pero entonces ¿todo lo que nos hace daño debe llevarnos  a terapia? Evidentemente no. El dolor forma parte de una vida saludable. Sin embargo cuando no entendemos el origen de ese dolor, o actuamos de forma que lo provoca o lo mantiene, y sentimos que no podemos hacer nada para evitarlo, o incluso que podríamos evitarlo pero que por algún motivo no lo hacemos, puede ser útil pedir ayuda psicológica.

 

¿Es eficaz?

Es muy difícil medir de forma objetiva, cosas tan subjetivas como el malestar psicológico o  el crecimiento y el desarrollo personal, por eso hay pocos estudios realmente interesantes sobre la efectividad de la psicoterapia. Esto es más complicado todavía en psicoterapias como la Terapia Gestalt en las que se evita clasificar al paciente en una categoría que lo limite y trabaja con aquello que lo hace único.  En estos temas es muy complicado sacar estadísticas válidas,  en cambio es muy sencillo saber si para nosotros la terapia está siendo eficaz. Simplemente hay que probarla.

En cualquier caso, la gran mayoría de los estudios publicados, indican que la psicoterapia es una herramienta eficaz, y sobretodo complementaria al tratamiento con fármacos, cuando estos son necesarios.

 

 

¿Cuánto dura?

La terapia es un proceso de cambio, por lo que su duración depende de las personas y de la profundidad del cambio. En general es el propio proceso el que impone el ritmo. Algunas terapias duran semanas, otras meses y otras años. En enfoques como la Terapia Gestalt, centrados en el crecimiento y no en la reparación de un paciente “defectuoso” no existe un momento preciso en el que se “dé el alta”. Una vez solucionado el problema inicial, el crecimiento es todavía posible. Es el propio paciente quien  decide en qué momento del trayecto quiere bajarse.

 

 

Psicólogos, psiquiatras y psicoterapeutas, ¿Quién hace qué?

El psicoterapeuta es la persona que practica la psicoterapia, mientras que el psicólogo es un licenciado en psicología y el psiquiatra un médico especialista en enfermedades mentales. La mayoría de los psicoterapeutas son psicólogos o psiquiatras, sin embargo ninguna de las dos carreras incluye una formación específica en psicoterapia, por lo que esta suele hacerse a través de algún master o escuelas privadas.

Una formación seria en psicoterapia suele emplear entre 3 y 5 años, más al menos dos años de terapia personal, lo que supone una formación lo bastante sólida por sí misma para la práctica de la terapia. Estas escuelas suelen tener como requisito de admisión, tener una formación básica no relacionada directamente con la psicoterapia. La carrera de psicología o la de medicina, suponen una muy buena base aunque no son necesariamente las únicas válidas.

 

Más información…

Estás son las cuestiones básicas que creo que pueden surgir cuando uno se plantea la posibilidad de hacer una psicoterapia. Espero que te hayan podido servir, en cualquier caso como decía al principio estoy a tu disposición para cualquier duda o comentario que quieras hacer. Puedes también encontrar más información sobre psicoterapia y Terapia Gestalt en estas webs:

http://www.feap.es/

http://aptgd.org/

https://aetg.es/gestalt/es-terapia-gestalt

 

 

Taller: Del Apego al Vínculo, co-construyendo las relaciones de mutualidad e interdependencia entre adultos.

Partiendo de la teoria formulada por J. Bowlby y M. Ainsworth sobre le apego o vínculo afectivo que se establece entre la madre e hijo/a, así como con otras figuras de apego, durante los primeros años de la vida en los cuales somos totalmente dependientes y desarrollamos nuestro «modelo básico de apego» que tendemos a reproducir a lo largo de la vida, sobre todo, en nuestras relaciones cercanas e íntimas, proponemos un trabajo que nos facilite:

Tomar conciencia de cual es nuestro Modelo Básico de Apego

Romper la cadena de repeticiones de patrones de relación inseguros

Redefinir el concepto de Vínculo como un lazo que une, una conexión o un sistema de conexiones y siguiendo a S. Bank y M. Khan, «………una conexión entre los si-mismos, tanto a nivel íntimo como público, de dos iguales; es el «ajuste» mutuo de las identidades de dos personas

Aprender a co-construir con el otro/a un Apego Seguro

FECHA: 9-10 y 11 de noviembre
HORARIO: viernes de 19 a 21h
Sabado de 10 a 19
Domingo de 10 a 14
PRECIO: 130€ . descuentos para parados y estudiantes

FACILITADORAS: Teresa Durich y Emma Tomas (ATFSCV)

LUGAR: ESPACIO PSIQUE C/ Cirilo Amorós, 14- 9ª VLC
contacto: espaciopsique@hotmail.com
653 90 70 75

MASAJE SENSITIVO GESTÁLTICO

TALLER BÁSICO DE INICIACIÓN

El Masaje Sensitivo Gestáltico fue creado por Margaret Elke , quién lo presentó por

primera vez en EEUU en 1968, desde donde saltó a Europa en 1974.

Es un método preciso de atención corporal que proporciona una herramienta única,

específica, a partir de aportaciones preexistentes.

En palabras de Serge Ginger, conocido

psicoterapeuta especializado en Gestalt y

formador de varias generaciones de terapeutas, el

MSG “se armoniza muy fácilmente con la

práctica tradicional de la terapia Gestalt”.

Margaret Elke supo proceder con una visión

netamente humanista e integradora dejándonos, en

el campo del masaje, un legado de verdadera

síntesis de la sabiduría oriental y occidental

plasmado en una disciplina que, además de un

valor en sí misma, resulta un coadyuvante

excelente en los procesos de análisis y

psicocorporales.

El MSG facilita, entre otros procesos, la activación del hemisferio cerebral derecho

y lleva a una verdadera reeducación neurosensorial a la vez que relaja y energetiza.

La experiencia de más de treinta años nos ha permitido comprobar su eficacia como

antídoto de la violencia ya que el uso regular del MSG mejora los niveles de

autoaceptación y asegura la emergencia de una atención vigilante cada vez más

pujante que, lejos de limitarse al cuerpo físico, acaba “creando en la persona

receptora una experiencia existencial holística, i.e., un Gestalt”. M. Elke

Los talleres de iniciación permiten conocer los movimientos estructurantes básicos,

comprender y practicar los conceptos de centramiento, energetización, unificación y

enrraizamiento, en un ambiente facilitador y segurizante.

Estos primeros pasos están diseñados para ayudar a los principiantes a hacer

progresiva y conscientemente una experiencia unitaria sin cuyo espíritu este masaje

podría quedar degradado a un mero ejercicio corporal.

Los talleres de iniciación tienen una duración de 16 horas. Y en su formato de fin de

semana los impartimos con el siguiente horario:

Viernes de 19 a 21:30h.

Sábado de 9 a 20h.

Domingo de 10 a 14h.

El curso será impartido por Emma Tomás y supervisado por Jean Lescouflair.

Precio: 160

Al final del mismo se entrega certificado

Nº máximo de participantes, 10.